fbpx
La vía motora, la jerarquía del control de movimiento y la lesión de la primera neurona – una revisión de la neurofisiología

La vía motora, la jerarquía del control de movimiento y la lesión de la primera neurona – una revisión de la neurofisiología

Revisión anatómica 

Todo el movimiento comienza con una primera señal nerviosa. La primera señal nerviosa se produce en el giro central anterior o en el área 4 de Brodmann. En la capa V de la corteza se encuentra la primera neurona motora cuyo axón alcanza la corona radiata. Las fibras motoras de la corona radiata se vuelven más compactas, constituyendo la rama posterior de la cápsula interna que se encuentra entre el Tálamo y el Putamen. Desde la cápsula interna, el tracto corticoespinal llega al tallo cerebral que llega al Mesencéfalo, el Puente y Bulbo donde se decusa la línea media. En la médula se forma el fascículo lateral cuyas fibras motoras se decusan en aproximadamente 70% en el Bulbo y las restantes forman el tracto corticoespinal anterior.

Los axones del tracto corticoespinal lateral dejan el fascículo lateral y se dirigen hacia la columna anterior de le medula ipsilateral, donde realizan una sinapsis con la segunda neurona motora. También pueden realizar sinapsis con las interneuronas de las láminas V y VIII de Rexed. En el tracto corticoespinal anterior, los axones cruzan la línea media hacia la columna anterior de la médula contralateral, realizando sinapsis allí. A partir de la columna anterior, los axones de la segunda neurona motora forman las radículas y estas se agrupan formando las raíces espinales, que alcanzan el foramen intervertebral, formando los nervios espinales.

¿Y ahora? 

No podemos dejar de revisar la jerarquía del control de movimiento (Sherrington) para abordar la lesión de la primera neurona.

El movimiento intencional comienza con un estímulo (luz, sonido, etc.) al que se sigue:

  • Intención (corteza prefrontal y área suplementaria motora)
  • Motivación (regiones frontales de la corteza)
  • Programación (núcleos base)
  • Comando motor (corteza motora y áreas premotoras
  • Ajustes posturales (cerebelo y sistema vestibular)

Resumiendo:

  • La corteza motora es responsable por los movimientos voluntarios y los ajustes anticipatorios.
  • Los núcleos de base y el cerebelo son responsables de la iniciación, modulación, coordinación, refinamiento y aprendizaje motor.
  • El tronco encefálico es responsable por los reflejos multimodales y los ajustes anticipatorios.
  • La médula espinal es responsable de los movimientos reflejos y rítmicos.
  • Las lesiones de la primera neurona dan lugar a déficits motores que interfieren con la ejecución del movimiento y no sobre un músculo o grupo muscular específico como ocurre en la lesión de la neurona motora periférica.

El patrón clásico de una lesión en la primera neurona incluye:

  • Parálisis contralateral con mayor implicación en los movimientos distales
  • Disminución severa de la fuerza muscular con mayor afectación proximal de los miembros.
  • Envolvimiento mínimo del movimiento del tronco
  • Disminución de la actividad refleja
  • Tono muscular (medido como resistencia pasiva a la manipulación) se deprime en la fase inicial
  • Sin embargo, no debemos olvidar la capacidad de neuro plasticidad del tejido nervioso que permite una franca recuperación, en una lesión de este tipo, de los movimientos más proximales dada la distribución bilateral de las fibras corticoespinales y alguna recuperación de los movimientos distales teniendo en cuenta la preservación del control extrapiramidal.

 

Puedes leer más sobre la neurofisiología de la postura e movimiento aquí.

× ¿Cómo puedo ayudarte?