fbpx

¿Sabías que el impacto del ejercicio físico y la actividad física en el sistema cardiovascular varía en función del tipo, la duración y el nivel de intensidad?

La evaluación de la intensidad de la actividad física se puede realizar midiendo la variación en el aumento de la frecuencia cardíaca en el esfuerzo, en comparación con la frecuencia cardíaca en reposo o la frecuencia cardíaca máxima. Es importante destacar el cuidado a tener en esta evaluación, ya que, como resultado de las adaptaciones cardiorrespiratorias, se reduce la reserva máxima de frecuencia cardíaca, y se proponen ejercicios aeróbicos según la edad y condiciones específicas de la gestante.

Al mismo tiempo, las escalas subjetivas de percepción del esfuerzo también se pueden utilizar para garantizar una intensidad óptima del ejercicio, a saber, la Escala de Borg.

En cuanto a la frecuencia del ejercicio físico en el embarazo, se recomienda que:

  • Las mujeres sedentarias comienzan con 15 minutos de ejercicio 3x/semana y aumentan gradualmente a 30 minutos 4x/semana con intensidad baja a moderada.
  • Las mujeres activas pueden mantener sus ejercicios de rutina o realizar al menos ejercicios moderados a vigorosos 4x/semana en sesiones de 30 minutos o más.
  • Las atletas o mujeres con mayor condición física deben ser evaluados individualmente.

¿Quieres leer el artículo completo? Pulsa AQUÍ.

× ¿Cómo puedo ayudarte?